La arrecha de mi amante tiene la chucha rasurada y rosada que enamora a cualquier hombre, yo me la cojo todas las semanas en Quito