Las señoras también necesitan amor, y como yo soy muy feo resulto ser una comida muy fácil para mi enorme pene