Penetrando a la edecán de la empresa de refrescos de mi padre, por unos cuantos pesos esta chica se dejo ensartar la verga.