A esta gordita le gustaba mamarmela mientras su marido no estaba en casa

Descripción

Me volví amante de una mujer casada, ella estaba robusta pero aún así era muy sensual y tenía el plus de la adrenalina al estar con una mujer casada, estaba bien rica la zorra, ella me mandó un mensaje por What’s App para decirme que su marido no iba a estar en casa y que se iba a poner algo muy sensual para que disfrutara, cuando llegué me esperaba con un conjunto de lencería negro con rosa, me llevó para la habitación donde su marido le hacía el amor y me pegó una buena mamada que hasta los ojos se me iban cada que pasaba la lengua sobre la cabeza de mi verga, era bueno saber que el marido estaba ausente en fin de semana.