A mi hermanastra le gusta que se la meta en su habitación mientras estamos solos

Descripción

Nunca pensé que crecería en la misma casa con alguien de mi edad, mi padre se casó con una mujer cinco años después de divorciarse de mi madre y mi madrastra tenía una hija con la que terminé estudiando casi toda mi vida, ella y yo nos llevabamos bastante bien pero al llegar a la universidad nos empezamos a ver con ojos de deseo, nuestros padres salieron de casa para celebrar su aniversario y ella se quedó conmigo, me habló para que fuera a su habitación y me atreví a robarle un beso, pensé que no lo continuaría pero sí lo hizo, fue un beso muy rico, tanto que terminé poniendo en cuatro a la cabrona.