Aposté con una amiga a que este fin de semana perdía El Nacional y ella me pagó la apuesta con una noche apasionada en un motel

Descripción

Tengo una amiga en la oficina que tiene 37 años, pracitcamente está entrando en el terreno de las maduras al tener 10 años más que yo, a ella le gusta mucho el futbol y sabíamos que este fin de semana jugaba El Nacional, su equipo ya que ella es originaria de Quito, apostamos dos cosas, ella me pidió un bolso de Michael Kors y yo le dije si me daba una noche de pasión, para mi suerte Delfin le dio una goliza a su equipo y ella terminó pagando hasta el motelón en donde le metí una culiada digna de los dioses, pensé que no pagaría la apuesta pero las mujeres maduras son realmente de palabra.