Blanca como la nieve y deseosa de que le llene el culo de leche caliente

Descripción

Me sentía enamorado de esta chica, su piel era muy sexy, era alta, delgada y con un cuerpo brutal, había un buen balance entre sus tetas y su culo, ese trasero era como una manzana gigante, me gustaba tanto y ella me dijo que quería venir para mi casa, la recibí bien, como se debería recibir a una dama, listos para una buena cogida nos metimos a mi habitación y fuimos directo al sexo, ella se azotó sobre mí con ese gran culo, no podía dejar de ver esa piel tan blanca y esa pucha rosadita, se sentía muy húmeda por dentro, me sentía muy cómodo culiando con esta chica que no quería que se fuera de mi casa.