Con tanto estrés laboral mi esposa y yo mandamos todo al carajo y nos echamos un mañanero

Descripción

Mi esposa y yo no habíamos tenido sexo en un buen rato porque para ambos el trabajo se estaba volviendo de la mierda y muy estresante, más cuando sabíamos que nos estaban pagando menos a pesar de llevar una carga laboral mayor a la de hace un año, ambos llevamos la contabilidad para algunas empresas y sentíamos como nos ahogábamos en trabajo, no nos hablábamos más que al dormir y no nos daba tiempo de comer juntos, un día hartos de todo decidimos mandar el trabajo al carajo por un día y al despertar lo primero que tuvimos fue un buen sexo mañanero que nos regresó nuestra estabilidad emocional y mental.

  • edel
    Q rrico es la bajina