Con un gran culo y mucha carne por enseñar ella se robó toda mi atención

Descripción

Me llamaban mucho la atención las mujeres maduras pero se volvían un buen combo cuando además eran gordibuenas, la vecina me sedujo de la mejor manera y ella cumplía con los requisitos como para que le diera una buena cogida justo como los dos estabamos buscando, ella y su tremendo culote pasaron la noche en mi departamento, no necesitabamos beber ni nada, los dos nos teníamos tantas ganas que sólo bastó con acostarnos en mi cama para que ella me azotara esas nalgotas, se sentía bastante bien sentir ese gran culo caliente sobre mí, terminó siendo mejor de lo que había pensado, parecía que estabamos empezando algo muy placentero para el futuro.