Conocí a dos hermanas demasiado culonas y me las cojí

Descripción

Era casi una obligación para mí como macho viril que soy, las conocí en una visita guiada por las islas Galápagos, son dos hermanitas rubias pero su carne blanca no fue lo que me llamó la atención, fue esos hermosos y demasiado grandes culos que ambas tienen, tengo buena labia así que luego de ese lindo día de conocer lugares naturales fuimos a comer a un buen restaurante y luego de ello en el hotel las dos me entregaron el culo para darles un buen sexo anal, si cojer con una pelada culona es riquísimo, hacerlo con dos y encima extranjeras es un placer que va a otro nivel.