De un buen oral ella quiso pasar a un buen anal y vaya que lo hizo bien

Descripción

Era domingo, no tenía nada que hacer y le dije a una amiga si no quería venir a mi casa para divertirnos un buen rato, ella me dijo que sí y yo me puse a limpiar como un rayo, hasta que la casa no quedó totalmente limpia no me sentí con la confianza de dejarla entrar, ella se tomó su tiempo y esto sirvió de mucho para la espera, cuando llegó nos fuimos directo al cuarto, yo sabía como era de puta y después de unos besos no tardó en darme una mamada, lo hacía bastante bien, pasaba la lengua muy rico sobre la cabeza de mi verga pero cuando se aburrió de eso se puso en cuatro para que yo le metiera la verga por ese culito apretado, fue un buen domingo.