"> El teorema de pitágoras volvió puta a esta sexy pasajera

El teorema de pitágoras volvió puta a esta sexy pasajera

Descripción

Ella es Eva Strauss y no estaba en sus planes tener sexo ese día, por eso tenía la chepa semi peluda, pero este taxista tiene un don especial, una habilidad oral que le ha permitido saborear las cucas más sabrosas de toda Europa y en especial tiene gusto por las peladas de República Checa, si han visto ya a este buen hombre en acción sabrán que es así, esta vez le tocó a Evita quien es una chica académica, sabe mucho de economía, números y cálculos, con esa excusa el taxista la sedujo, eso la puso cachonda, algunos halagos y palabras bonitas bastaron para que esta bonita mujer se comiera ese buen pájaro, pero lo que más le gustó fue que se la cogieran ahí mismo en la cabina del auto, ni con su novio hace cositas así de sucias.