"> Empleada de Hooters me entregí la cuca para cojer en su descanso

Empleada de Hooters me entregí la cuca para cojer en su descanso

Descripción

Qué buenos tiempos aquellos, obviamente esto fue en el Hooters que había en Guayaquil ya hace casi 6 años antes que cerraran el local pero qué bien la pasamos con esta pelada y otras de sus amigas, yo era un fiel cliente e iba con otros broders a comer lo que haya en la carta porque nos interesaba más ver a estas empleadas en sus clásicos uniformes pequeñitos, una de ellas se enamoró de mí o algo así pero la cuestión es que en su hora de descanso más de una vez me entregó la cuca y cojimos en una zona de descanso para las chicas, qué delicia fue cojer con esta pelada. Por qué tuvieron que cerrar ese restaurante!