Encontré a mi pelada dormida y se ganó un buen anal

Descripción

Yo la quiero mucho, cómo no quererla si es un angel hermoso mi pelada pero aunque sea así no puede salvarse de una buena cojida por el culo, le dije ese día que por favor me esperara despierta porque yo llegaba de camellar un poco tarde pero que le iba a compensar con un rico sexo que nunca en su vida le habían dado, pero se me hizo un poco tarde por el tráfico, de todas formas al verla así la verga se me puso demasiado dura y comencé a tocarla, a darle caricias porque se lo merece, pero ese culo necesitaba ser llenado con mi verga, se la metí bien duro y ella en lugar de quejarse se comportó muy bien, luego de venirme en su huequito para luego verla dormir de nuevo.