"> Mi esposa y yo teniamos una reunión, pero nos ganó la calentura

Mi esposa y yo teniamos una reunión, pero nos ganó la calentura

Descripción

Mi esposa es muy fiestera y quiso que invitáramos a nuestros amigos a la casa para pasar el rato, tomar unas cervezas y comer unas botanas mientras hablábamos de la vida, mi esposa estaba limpiando y le di una nalgada bastante fuerte, ella volteó a verme de una manera muy picara y se bajó las pantaletas, se acercó a mí que estaba en el sofá y empezó a tocar mi verga con tal de ocasionarme una erección, cuando ya la tenía parada ella bajó sus nalgas y empezó a dar de brincos sobre mí, ni tiempo me dio de quitarme los calzoncillos de lo excitados que estábamos, pero sabíamos que teníamos que terminar porque las visitas no tardarían en llegar.