Esta gordita de Guayaquil es una morena muy sucia con una vagina apretadita

Descripción

Ella es Rosa, algunos la llaman Rosita porque no es muy alta, ella era una chica que sufrió bullying durante la adolescencia lo cual la llevó a volverse muy puta al llegar a la vida adulta, eso no fue problema para varios hombres, incluso para mí, así que cada que tenía ganas de sexo ella me mandaba vídeos por What’s App que eran como una invitación a su casa, así que yo sin problemas iba ahí con tal de tener sexo fácil y rápido, sin importarme que fuera una gorda o lo que dijeran las otras personas, ir a casa de Rosita era toda una experiencia algo bizarra pero al final terminaba siendo placentera y entretenida.