Esta universitaria guayaquileña pegaba unos gritos de placer sorprendentes

Descripción

Ella buscaba un hombre mayor en Tinder y yo fui ese maduro que se cruzó en su vida, para la suerte de cualquiera de los dos, me dijo que quería pasarla bien conmigo y que me quería conocer tras tener buena química, yo me podía esperar cualquier cosa, se notaba que era medio putilla y la invité a un bar, tras un mes de estar saliendo ya era tiempo de dar el siguiente paso, tener sexo; pasé por ella a la universidad para ir a comer, estudiaba en la Santa María, le dije que estaría enfrente esperandola y no se tardó, terminamos teniendo sexo del bueno antes de irnos a comer, para ser nuestra primera vez pegó unos gritos increíbles.