Fui de compras sin esperar que esta cajera me soplaría la verga así!

Descripción

El fin de semana fueron unos días llenos de promociones y descuentos impresionantes en cuanto a cogidas y mamadas de verga. Cuando fui al súper para comprar la despensa del hogar empecé a elegir mi compra. Desde las frutas hasta los abarrotes más básicos. Por último, cuando pase a la caja no pude evitar ver que la cajera que estaba atendiendo llevaba puesto un pintalabios que la hacían ver desde varios kilómetros de lejos. Enseguida supe que estaba enfrente de una de las cajeras más putas que puedan haber en la Ciudad de México. Con unos chistes logré sacarle su número y luego mi verga. No era lo que esperaba, pero estoy satisfecho.