Gordita guayaquileña se pone bien caliente mientras se la meto por atrás

Descripción

Le traía ganas a esta gordita guayaquileña que se había venido a Montañita para un trabajo de verano pero terminó quedandose más tiempo de lo planeado, era mesera en un bar y le iba bastante bien a la putilla, podía sentir sus miradas de intensidad ante mí y yo estaba dispuesto a coquetearle tanto hasta el punto de llevarmela a mi casa para darle lo que era bueno, tras varios intentos por fin pasó y cuando me la llevé se puso bien caliente al saber que se la iba a meter por atrás, hasta paró ese culote solo para disfrutar lo que era una buena metida de verga por la noche, apretaba cabrón y quería volver a hacerlo con ella en cualquier momento.