Guayaquileña arrecha viene para mi departamento a que la rompa muy caliente

Descripción

Estaba hablando con una amiga para saber cuales eran sus planes, me dijo que sólo iba a ir a la disco para bailar un rato, que no esperaba hacer nada más, tenía muchas ganas de verla y le dije que se viniera para mi departamento, sin problemas llegó, le hice de comer y nos metimos a mi habitación a ver alguna película en Netflix, de pronto ella se acurrucó sobre mí, le pasé la mano suavemente y de ahí pasamos a los besos, de pronto empezaron las cerdadas y se montó sobre mí para darme unos buenos azotones de culo, se sentía muy rico como lo movía la perrita, no fue a la discoteca por quedarse a culiar.