La esposa de un rockero de Quito y yo terminamos en la cama bien arrechos

12 minMADURAS
Descripción

Había un rockero en mi Quito que era bastante conocido, él había abierto un bar que era frecuentado por mucha gente, en la barra trabajaba su esposa, ella no era la bar tender pero estaba ahí bastantes noches ayudando, tenía un tatuaje en la espalda muy sensual y un cabello corto que me ponía loco, no dejaba de llamar mi atención y una noche que fui a ese bar no pude evitar ligarla, afortunadamente su marido estaba de gira así que sería sencillo lo que estaba planeando, me invitó para su casa y yo fui como buen chico, ahí nos dimos unos besos muy intensos y tras algo de manoseo terminé llevándola a la cama donde su marido le hacía el amor, culiar a esta madura había sido una experiencia increíble.