La mamá de mi mejor amigo me hizo una mamada que no puedo sacar de mi mente

Descripción

Ninguna mujer me ponía más caliente que la madre de mi mejor amigo, esa mujer tenía los ojos verdes y unas grandes tetas, era casada y su energía sexual sorprendería a cualquier hombre joven, yo sabía que ella era toda una zorrona y un día que llegué buscando a mi amigo para ir a ver el futbol a algún bar la señora me dijo que él no estaba y su marido tampoco, me invitó a pasar y tras un rato de platicar me llevó a la habitación de su hijo, no podía creer lo que estaba pasando, se estaba desnudando frente a mí, dispuesta a lo que fuera me la empezó a mamar y ver esos ojos verdes comiendome toda la verga me hizo sentir muy excitado, no paraba de pensar en eso.