La vecina me invitó a su casa cuando su marido se fue de copas con sus panas

Descripción

Mi vecina y yo cogíamos de vez en cuando, siempre que su marido se iba yo sabía que era tiempo de ir a darle placer, ella era una madura que sabía culiar, no estaba muy buena pero tenía una técnica increíble, anoche ya me iba a dormir y me mandó un mensaje para decirme que su marido se había ido de copas, que ya era tiempo de darle candela, yo me fui para su casa para darme ese acostón bien caliente, nos metimos a su habitación a los besos, nos quitamos la ropa y nos echamos en la cama, ella me dio una montada en la que me azotaba el culo durísimo, en serio se sintió bastante bien ir a visitarla.