"> Las chicas se alocaban hasta que el macho llegó a inseminarlas

Las chicas se alocaban hasta que el macho llegó a inseminarlas

Descripción

J Mac como siempre saliéndose con la suya, pero esta vez fue necesario porque Vanessa Phoenix y su amiguita Lexxxus Adams no se ponían de acuerdo para usar el mando del PlayStation, ambas querían jugar COD, pero solo había un control, Lexxxus aprovechaba los descuidos de la linda Vanessita para acariciarle la cuca, ella se daba cuenta pero no decía nada, en su mente el pensamiento de «ay querrá tijeras esta perra?» rondaba a cada momento, hasta que por la puerta entró el macho a poner orden, les dijo una verdad incuestionable y es que están muy enviciadas con los videojuegos, así que sacó su verga y les dijo que se envicien con ella, ambas enloquecieron, chuparon, entre ellas besuquearon sus vaginas, fueron culeadas con rigor por el calvo, era lo menos que merecían después de tanto barullo.