Le comí la vagina a mi vecina, ella es una madura gordibuena

Descripción

Mi vecina es una mujer madura a la que le gusta mucho disfrutar del sexo sin compromiso desde que enviudó, ella estuvo casada durante 25 años y su marido murió hace dos años, pasó un año entero de luto y al segundo ella decidió superar un poco eso teniendo sexo, así que un día platicando me contó su historia y le dije que yo nunca había tenido una pisada con una mujer madura y ella se ofreció a enseñarme unas cuantas cosas, fuimos a su casa y me sirvió una copa, nos sentamos y ella empezó a desvestirse poco a poco, dejándome ver su cuerpo, finalmente terminamos desnudos y le comí toda la vagina como un campeón, desde entonces seguimos teniendo sexo todos los miércoles por la tarde.