Le hablé a mi amiga stripper para tener sexo y ella fue muy puntual en decirme que sí

Descripción

Me había hecho amigo de una stripper, teníamos buena química, me decía que cada que quisiera le hablara para culiar, esto era increíble porque ninguna mujer hacía esto y yo ayer me sentía muy caliente, tan caliente que no podía aguantar las ganas de querer meterle la verga a alguien, así que le hablé a esta amiga, ella me dijo que se iba a tomar el día así que podía venir para mi casa, yo sin poner queja le dije que estaba más que de acuerdo, vino a mi casa y nos tomamos un vino, esto nos puso muy calientes como para querer ir directo a la habitación y tener un momento de placer, tenía esa pucha tan caliente y húmeda que valió la pena aprovechar así su día libre.