Lo admito, esta lindura hace unas mamadas dulces y golosas

Descripción

Tan puta es que no puso pero al abrirme el cierre del pantalón y empujarla a que me hiciera una buena mamada, se notaba que sabía lo que hacía pues metía toda mi verga en su garganta, sentí como era suave y calientita, por lo pronto me puse a meterle mis dedos en su vagina y solo se escuchaba un ligero gemido pues con mi vergota adentro no podía emitir tanto sonido, ya no se aguantó más y se montó dejándose caer con todo su culo en mi verga me sentí tan cachondo que empecé a moverle el culo más rápido y sus tetas quedaban a la altura de mi boca, estaba completamente caliente de escuchar que gritaba como toda una perrita.