Me chingué a una gordia bastante ancha que se movía muy bien en la cama

Descripción

Unos amigos y yo habíamos hecho una apuesta en la que tenía que culiarme a una gordita que tenía bastante peso encima, yo tenía algo de miedo a que estuviera muy pesada, la cita empezó bien y eso, la chica era agradable peor cuando fue nuestro momento de ir a la cama terminé completamente sorprendido por ella, se empezó a desvestir de una manera muy sensual y por mi mente pasaba lo que ibamos a hacer, cuando se montó sobre mí terminé sorprendido, se movía muy bien y la pucha le apretaba bastante, se sentía muy cómodo estar dentro de ella, tenía buenos movimientos y mis amigos no se la creían, terminé ganando la apuesta y recibiendo buen sexo.