Me cojí a mi vecina dejándola contenta pues el marido es inútil

Descripción

Mi vecina es la típica esposa infiel que con hijos y años estando casada sigue deseando vergas totalmente desconocidas. Es de esas maduras a las que le gusta la aventura y vivir a límite de verga en verga porque según ellas quieren saber qué se siente todo en esta vida. Por esa misma razón mi vecina acude a mí después de que le pidiera a su marido que se la cogiera por el culo porque ella tenía mucha curiosidad acerca de la sensación de tener una buena verga parada y dura en el culo. Cuando llegó conmigo al instante acepté puesto que como buen vecino no puedo dejar que mi puta vecina esté tan desesperada de verga cuando a mí me sobra.