Me montaba como si fuera todo un potro esta cabrona con su enorme culo

Descripción

Esta cabrona con un culo que le habían dado los dioses sabía lo que tenía como arma de seducción, podía tener a cualquier hombre como su pendejo y como cualquier hombre caí, quedamos de vernos a la discoteca, cada quien iba con sus amigos pero terminaríamos encontrandonos; para mi suerte la encontré bailando bien caliente al ritmo del perreo, vi como su tanga se salía del vestido y me la llevé para su departamento saliendo de la disco, me dijo que me iba a montar como todo un potro y lo cumplió, aún me duele un poco la pelvis de lo pesado que era ese culo pero valió cada minuto tenerla sobre mí.