Mi amiga se había comprado un juguete nuevo y no pudo aguantarse las ganas de presumirme

10873 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Tengo una amiga que es bien putona, de esas que no tienen nada de pena y me dijo que tenía algo rico para mostrarme, yo estaba intrigado en que podía ser, imaginaba cualquier cosa, cuando me mandó un vídeo casi me caigo de la silla en la que estaba, se había comprado un dildo y lo estaba estrenando en su cama, fui para el baño del trabajo y me encerré ahí para que nadie molestara, sentía la adrenalina a full, el corazón me latía a mil por hora mientras ella se jugaba la chucha con esa verga de hule, era muy excitante ver lo que me estaba ofreciendo esta zorrita bien caliente, valió la pena darme ese encerrón.