Mi esposa me espera en casa a que llegue del trabajo para meterle una culiada

Descripción

No podía ver la hora en llegar a casa y meterle la verga a mi esposa, parecía que ella me esperaba porque cuando entré a la casa lo primero que hice fue ir a la habitación y ahí la encontré en la cama usando un calzoncito de encaje blanco bastante sexy, me acerqué y pasé la mano por esos sensuales atributos para ver que tenía para mí y tenía esa chocha bien caliente, no dudé en manosearla un poco y cuando estaba ya lo suficientemente excitada empezamos a culiar bien rico, me gusta cuando mi esposa se comporta como toda una puta pero sólo conmigo, la amo tanto con su sensualidad y delicadeza en la cama