Mi prima y yo tras años de no vernos nos reencontramos en una comida familiar y terminamos culiando en un motel cercano

Descripción

Hacía ya mucho tiempo que no veía a mi prima, nosotros crecimos juntos y nuestros caminos se separaron en la universidad cuando ella se fue a Quito y yo me quedé en Guayaquil, al reencontrarnos en la comida familiar nos sentamos juntos y cuando vimos que todo se ponía bastante aburrido salimos a fumarnos un cigarro, ahí recordamos que nosotros nos habíamos dado nuestro primer beso y que yo fui el primer hombre en tocar su vagina así como ella fue la primera muy en masturbarme, nos reímos un poco pero decidimos caminar unas calles para besarnos lejos de la familia, tras eso ella me dijo que quería ir a un motel para tener sexo, al llegar ahí pasamos un momento bastante placentero.