Pelada de Cuenca se comió esta verga negra con gusto

Descripción

Es gracioso porque vino de Cuenca a Quito para reencontrarse con el marido, yo soy un amigo de ambos pero no sé qué le pasó a la pelada porque de camino del aeropuerto a mi casa ella estaba con signos evidentes de estar excitada, pensé que me hablaría del trabajo o cosas así pero evitó a toda costa hablar de su marido, fue tremendo oral el que me hizo la pendeja que no recuerdo algunas cosas solo sé que mi verga negra le encantó a la puta, se la comió con ganas y cómo no hacerlo si es casi seguro que no habrá otra oportunidad, pero su vida no será la misma después de chuparse este pedazo de mazorca negra! para que vea cómo es un macho de verdad.