Pensaba que mi vecina era lesbiana pero ella me invitó a su casa para demostrar que no

Descripción

Cogerme a la chica más ruda del barrio era algo serio, más por la reputación que tenía ella, su nombre es Maritza, tiene 24 y es bisexual, nunca ha tenido dudas sobre su sexualidad, está segura de que le encanta la verga aunque a veces le guste jugar con el otro equipo y yo tenía mis sospechas de que era lesbiana pero esta tarde logró desmentirme eso y quedé impresionado totalmente, ella me abordó cuando estaba saliendo de mi casa, se había enterado que unos amigos y yo sospechábamos de su sexualidad y me invitó a su casa para demostrarme que no, al final no llegué a la discoteca y le di a Maritza una buena culeada, su vagina estaba chorreando muy caliente y a ella parecía gustarle tener un hombre atravesándola, definitivamente no era lesbiana.

  • Maximo
    De donde es la guarra yo soy de guayaquil