Practicaba mis estiramientos pero mi profesor de ballet me cojió

Descripción

Desde que y era una chiquita mis padres me apuntaron a clases de ballet y les agradezco mucho porque ahora es mi pasión y vivo para eso, me encanta cada presentación que hago y los aplausos del público lo son todo para mí, pero hay un lado no oscuro pero sí puedo decir que es un lado sexual de todo esto y es que todas las guambras que hacemos ballet gozamos del sexo como nadie, tenemos un físico perfecto y abrimos las piernas de manera que pueden cojernos hasta cinco negros y felices estaríamos, pero esta vez fue mi profesor a quien le tengo mucho cariño quien me interrumpió para meterme esa enorme verga que ya antes me la metió, qué bien coje este man.