Saliendo del gimnasio y con las hormonas hasta arriba nos pusimos a culiar

Descripción

Mi novia y yo fuimos al gimnasio a ejercitarnos para vernos muy bien esta noche en la discoteca, todo iba bien pero teníamos las hormonas muy aceleradas, cuando llegamos a mi casa estabamos muy arrechos y terminamos dandonos unos besos en los que empecé a desnudarla, le chupe las tetas y ella me quitó la ropa, sólo se quedó en calcetines, ella y yo decidimos subir la intensidad, paró la cola y se la empecé a meter, se sentía muy rico, no sabía si era por tener las hormonas tan encendidas o porque ella se estaba poniendo muy buena con el gimnasio, disfrutamos al máximo esa culiadita por la tarde.