Se compra un nuevo calzón exclusivo para que se la meta por el culeco!

Descripción

Mi mujer se había ido de compras para celebrar nuestro aniversario, ella tenía planes bastante comprometedores para la noche, sabía que compraría lencería pero no imaginaba como sería hasta que llegué a la casa con la cena para esa noche, nos sentamos y ella estaba tan arrecha que al terminar no llegamos al cuarto, lo hicimos en la sala, ella se desvistió y tenía un calzón para que se la metiera por el culeco, en el sofá paró las nalguitas para que le metiera la verga, estaba decidida a recibir la verga hasta el fondo de su recto y yo se la iba a meter, fue un buen aniversario, ese culito estaba bien apretado.