Sofia jugaba tanto con las tetas que vino negro a cogerla

Descripción

Otra vez Sofia Nix se puso juguetona, la pelada estaba a punto de tomar una ducha para combatir ese abrasador calor, pero cuando sintió las tetas rebotando empezó a jugar con ellas, no es la única que lo hace, lo que pasa es que al tenerlas así de grandecitas, suaves y jugosas, eso hace que se ponga a jugar por algunos minutos, no nos quejamos porque nos gusta ver eso, qué buenas papayas tiene la perra, hasta que apareció un vecino alto, negro y que la vio por la ventana al pasar, entró y puso su enorme cañón en la cara de la perra, a ver si se pone a jugar con eso… y pues sí, eso le hacía falta a Sofia, una verga bien grande.