Tras mucho tiempo de no tener sexo decide mejor darse amor con su propia mano

Descripción

Estaba muy arrecha y llevaba soltera bastante tiempo, no quería terminar puteando pero desde hacía tres meses no había sentido una sola verga dentro de mí, una amiga me dijo que recurriera a la masturbación pero yo reflexionaba mucho si debía llegar a ese punto o no, no quería parecer una mujer desesperada por sexo pero sabía que eso también era bueno para la tensión, así que terminando de ducharme pensé en intentarlo, había leído como se hacía pero no quería sentir que lo estaba haciendo mal y cuando empecé a tocar mi concha sentí que no podía parar, la manera en la que froté mi clítoris lo hizo todo, desde ese día la masturbación y yo nos hemos encontrado, creo que no cambiaría esto en mucho tiempo.