"> Traté de evitar llegar a esto pero la pelada exigía verga

Traté de evitar llegar a esto pero la pelada exigía verga

Descripción

Mi prima llegó a pasar unos días a la casa y la neta me traía con la verga bien tiesa todo el pinche día. Ella lo notaba y disfrutaba torturarme, poniéndose blusitas que dejaban ver sus pezones paraditos de la excitación de saber que me traía bien caliente y sólo se reía cuando intentaba tapar las enormes erecciones que me causaba. A cada rato tenía que subir a mi cuarto a jalármela para poder estar tranquilo junto a ella, pero un día la putita entró sin tocar. Me quedé sin saber qué hacer, pero ella sí sabía a lo que iba, porque se acercó en chinga y se tragó todo mi chorizo para darme una deliciosa chupada de pollo que me hizo aventarle la leche en su boquita.