Tremenda mamada recibí al salir del Bungalow 6 y yo que sólo pensaba en beber unos cuantos tragos con mis amigos

Descripción

Esta noche mis amigos hicieron una reservación en el Bungalow 6, una de las discotecas más exclusivas de Quito y el motivo de la celebración era simplemente haber tenido un día más de vida así que aprovechamos este día para descarriarnos por completo, sin darnos cuenta terminamos con un montón de chicas desconocidas en nuestra mesa y ahí es donde conocí a Sara, una brutal morena que mamaba alcohol como si fuera una verga, al ver como se metía la botella a la boca quería comprobar si también eso lo hacía en la cama y saliendo de ahí nos fuimos a mi departamento en donde me dio una mamada brutal, al parecer mamaba las vergas mejor que las botellas.