Un par de tragos bastaron para que mi prima y yo nos perdieramos el respeto

Descripción

Fui con mi prima a la discoteca, los dos nos queríamos divertir un buen rato, así que le dijimos a varios amigos, tras pedir varias botellas ya nos sentíamos algo borrachos y de pronto vi a mi prima besarse con otro tipo, lo más extraño es que me sentí celoso, deseaba a mi prima y pensé en ponerla celosa así que tomé a una chica, esto funcionó y ella me jaló para ir al baño, fue muy raro todo esto de ponernos pasionales, nos besamos tanto que no pude evitar poner la mano dentro de su vestido, ella me dijo que nos fuéramos a mi casa y lo hicimos, nos fuimos directo a mi casa para pasar un buen momento, llegando busqué un condón y no dudé en metérsela, al otro día todo se sintió tan raro.