Una compañera de la universidad me dijo que quería intentar hacer un anal

Descripción

Teníamos tarea por hacer Samira y yo, estudiabamos juntos contabilidad y ella no era muy brillante que digamos, pero estaba buenísima, una flaquita con una cintura de infarto, unas caderas impresionantes y un culo que parecía un sueño, llegó a mi casa desde temprano para hacer la tarea, mientras conversabamos la cosa se puso picante y me dijo que nunca había tenido bien un anal, que quería intentarlo, me preguntó cuanto me media la verga y me dijo si se la metería, me puse nervioso, no sabía si era una broma o iba en serio, pero cuando se bajó aquel short y su tanga me di cuenta que si iba muy en serio, no pude negarme al ver esas nalgas al descubierto, así que se la metí hasta el fondo.