Una noche de chicas con mi mejor amiga se volvió algo mucho más delicioso

Descripción

Era viernes, mientras todo el mundo se preparaba para fiestas de Halloween mi mejor amiga y yo nos quedamos en casa para tener una noche de chicas, empezamos a hablar de los chicos que nos habían culiado, bebimos un poco y nos deshinibimos, unos cuantos besos después terminamos muy cachondas y ella me preguntó si nunca había tenido experiencia con una chica, yo le dije que no, que tenía ganas de experimentar algo así y me dejó empezar comiendole toda la pucha mientras veíamos series en Netflix, le gustaba como se la estaba lamiendo, nos la estabamos pasando realmente bien, cuando fue su turno sentí como ir al cielo.