Una relación a distancia nos hizo desearnos más al hablar por videollamada

Descripción

Tener una relación a distancia me parecía bastante complicado, más sabiendo que mi novia se quedaría en Quito y yo me tendría que ir Guayaquil por cosas del trabajo, eso no nos desanimó y ya llevamos seis meses con esta relación a distancia, la clave para nuestra fidelidad han sido los juguetes sexuales y las videollamadas, ella se llama Carmen, es una brutal morena que dejaría pendejo a más de uno, sus senos no podrán ser los más grandes pero tienen una buena forma, pero si hablamos de su culo, con ese culo sueño todos los días, hace un momento hicimos una vídeollamada en donde se puso bien sucia para mí, verla en cuatro me daban ganas de partirla bien rico y hacerla gritar mi nombre, pronto podré ir a Quito a darle su merecida culiada.